miércoles, 14 de julio de 2010

ILAPSO

Sufres de mutación cíclica y,
en este momento, estás en un
confinamiento de insondable letargo.

Tus ojos con mecánicas pestañas,
se aturden viendo un piso burgués con
porcelanas y lámparas nouveau

Mientras profundo te recoges,
tu tierra es una franja remota
que olvidas en un silencio indiferente.

Vienen a tu mente sombras de
cortinas hechas con meandros de bolillo…
recuerdos que te atraviesan como
si fueras de agua y,
mirando tu cuaderno forrado en seda,
te abrazas en lánguido sopor.

No quieres salir del viaje taciturno
en tu sofá de cuero ruso,
te sientes intangible como si fueras
un aire suspendido y calmo.

Sin querer, adviertes una grieta en el
muro medianero y a través de ella
te ves a ti misma sin retorno:
de oro la ropa, la piel y la indómita mirada …
liberada en otra tierra.

María Elena.
2 de Marzo

1 comentario:

  1. Es muy hermoso cuanto triste. Más es real, como la luz del día.

    ResponderEliminar